Inicio > Artículos > La tierra de las sonrisas

La tierra de las sonrisas

El Reino de Tailandia es uno de esos países que tienen de todo. En esta tierra de contrastes se conjugan tradiciones milenarias con la modernidad, naturaleza prístina con grandes urbes, vasta cultura y folclore con afición por el occidentalismo, tribus nómadas con visitantes de todo el mundo, profunda espiritualidad con algunos gustos superficiales, y valores consolidados con una que otra costumbre caótica.

Ubicado en la península Indochina en el sureste asiático, Tailandia es apodada como “la tierra de las sonrisas”. Aunque diversos estudios alegan que la sonrisa de los tailandeses es un mero rasgo cultural y no una auténtica muestra de amabilidad, la verdad es increíblemente agradable estar en un país donde todo mundo sonríe. Se siente muy bien ver al conductor del tuk tuk, al vendedor de jugo de frutas y a la camarista del hotel hacer su trabajo con una gran sonrisa. Se siente mejor ser saludado en todos lados con una reverencia wai prah acompañada de la frase en tailandés sawadee ka (si eres mujer) o sawadee krap (si eres hombre). Pero, se siente todavía mucho mejor cuando te comunicas con la gente (con palabras o señas) y descubres su actitud hospitalaria, gran amabilidad e interés por ti y tu origen.

Aunque la sola amabilidad de la gente es un atractivo de este país, hay muchas otras cosas que atraen a sus millones de visitantes. La gastronomía tailandesa, por ejemplo, es una de ellas. La cocina Thai es famosa a nivel mundial; los chiles, curris, fideos, arroz, soya, coco y múltiples condimentos combinados armoniosamente han logrado cautivar a los paladares más exigentes. Conseguir un almuerzo completo en 80 Thai Bahts (lo equivalente a $2.50 USD) es otra gran ventaja.

Sin embargo, el principal atractivo de Tailandia es la diversidad de espacios naturales y sitios culturales que tiene a lo largo de su territorio. En el norte del país, con punto de salida en Chiang Mai, encontrarás espesos bosques, pintorescas tribus de inmigrantes que habitan las montañas (incluyendo a las denominadas mujeres de cuello de jirafa), campamentos de elefantes, refugios de changos y tigres, zoológicos, coloridos bazares, antiguos y modernos templos budistas, festivales culturales y un aire de tranquilidad y autenticidad provinciana que vale la pena disfrutar. En el centro del país, especialmente en la gran urbe de Bangkok, descubrirás numerosos museos, inmensos centros comerciales, importantes eventos del arte marcial muay thai, famosos espectáculos nocturnos de travestis, shows de cobras venenosas, salones para masajes, vibrantes antros de moda, mercados legendarios y a poca distancia, zonas arqueológicas Patrimonio de la Humanidad, es decir, de todo un poco. Por si fuera poco, en el sur del reino encontrarás algunas de las playas más hermosas del mundo con arena blanca, agua color azul turquesa, lujosos complejos hoteleros, barcos de cola larga tradicionales, clima tropical, acantilados de piedra caliza, aguas termales y abundante selva.

Por esto y mucho más, si algún día quieres hacer un viaje que cambiará tu vida y te hará vivir experiencias inolvidables, Tailandia es una gran opción. El recorrido hasta el otro lado del planeta valdrá la pena.

Categorías:Artículos

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 149 seguidores